Wells Fargo anuncia su asistencia para los clientes y las comunidades afectadas por la COVID-19


SAN FRANCISCO–()–Wells Fargo & Company (NYSE:WFC) anunció pasos integrales adicionales para ayudar a los clientes, las comunidades y los empleados que lidian con el impacto de la COVID-19. La compañía ha suspendido las ventas mediante ejecución hipotecaria de propiedades residenciales, los desalojos y las recuperaciones de automóviles involuntarias. Además, Wells Fargo Foundation aumentará sus donaciones de caridad a $175 millones para ayudar a abordar la estabilidad de alimentos, refugio, pequeñas empresas y vivienda, así como para proporcionar ayuda a las organizaciones de salud pública.

“El coronavirus está alterando la vida cotidiana de muchas personas en todo el mundo, y Wells Fargo ha tomado —y seguirá tomando— las medidas necesarias para apoyar a nuestros clientes, empleados y comunidades en estos momentos difíciles”, indicó el Director Ejecutivo (CEO), Charlie Scharf. “Seguiremos evaluando esta situación —que puede cambiar de un momento a otro— y tomaremos medidas adicionales según sea necesario”.

Wells Fargo está tomando varias otras medidas para satisfacer las necesidades de los clientes, operar de manera segura y efectiva, y reducir el riesgo para los empleados y los clientes, reconociendo a la vez que la compañía proporciona servicios clave y esenciales para la estabilidad de la economía y el bienestar financiero de los clientes.

Satisfacer las necesidades de los clientes

Wells Fargo trabaja diariamente para establecer medidas a fin de apoyar las necesidades de los clientes afectados por la COVID-19 de la manera más efectiva posible. Wells Fargo está suspendiendo las ventas mediante ejecución hipotecaria de propiedades residenciales, los desalojos y las recuperaciones de automóviles involuntarias. La compañía también está ofreciendo exenciones de cargos, aplazamientos de pagos y otros tipos de asistencia ampliada para clientes de tarjetas de crédito, de préstamos para automóviles, de préstamos hipotecarios, de pequeñas empresas y de préstamos personales que se comuniquen con la compañía.

Además, Wells Fargo sigue tomando las medidas necesarias para asegurarse de que pueda prestar un mejor servicio a los clientes y, a su vez, priorizar la seguridad de sus empleados y clientes. La compañía está cerrando temporalmente algunas sucursales, ajustando el horario de atención en las sucursales, reubicando empleados a sucursales más concurridas y ofreciendo el servicio de autobanco en lugar de sucursales donde sea posible. Los clientes pueden consultar el localizador de sucursales/ATM de Wells Fargo para encontrar cajeros automáticos (ATM) e información acerca del estado de las sucursales. También pueden utilizar las herramientas de la Banca Móvil (Mobile Banking) y de la Banca por Internet (Online Banking) desde casi cualquier lugar, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

En toda la compañía, incluidas las sucursales, los centros de contacto y los centros corporativos, la compañía está tomando medidas significativas para garantizar la seguridad, lo que incluye mejorar las medidas de distanciamiento social, escalonar los turnos de trabajo y al personal, permitir el trabajo desde casa para la mayor cantidad de empleados posible e implementar un programa mejorado de limpieza.

Donaciones aceleradas a nivel nacional y local

Las donaciones de Wells Fargo Foundation se asignarán a través de subvenciones aceleradas a nivel local y también a través de iniciativas de asistencia en asociación con organizaciones nacionales que trabajan en varias áreas clave en todo el territorio de EE. UU. Los recursos se centrarán en ayudar a organizaciones sin fines de lucro a satisfacer las necesidades inmediatas de las poblaciones más vulnerables que incluyen necesidades de alimentos, vivienda y otras necesidades de emergencia. Esto incluye una subvención de $1 millón a Feeding America para brindar apoyo a 200 bancos de comida miembros de su red mientras trabajan para alimentar a las personas durante este tiempo de crisis.

Las donaciones de caridad también se centrarán en tres áreas clave a través de la colaboración con varias organizaciones nacionales y locales: la vivienda, las pequeñas empresas y el bienestar financiero.

  • Estabilidad de la vivienda: Los fondos se asignarán a las necesidades críticas de vivienda, como ayuda a arrendatarios y propietarios de casa para permanecer en sus hogares a través de asistencia para la prevención de ejecuciones hipotecarias, asistencia de desalojo, y asesoramiento y capacitación financiera.
  • Pequeñas empresas: Se desplegarán recursos para satisfacer las necesidades urgentes de pequeñas empresas, de los cuales $2 millones se centrarán en la utilización de capital flexible en colaboración con Opportunity Fund y también proporcionarán aumentos de efectivo inmediatos y apoyo en forma de capacitación financiera para empresarios y sus trabajadores de sueldos bajos en coordinación con SaverLife.
  • Bienestar financiero: Las donaciones apoyarán los esfuerzos para garantizar el bienestar financiero continuo para familias e individuos, lo que incluye el asesoramiento y la capacitación financiera y a través de subvenciones para ayudar a los trabajadores con dificultades económicas, como trabajadores por hora, de tiempo parcial, de ingresos más bajos y de empleos independientes, a superar los inmensos desafíos de la estabilidad financiera debido a la pérdida de ingresos.

Wells Fargo Foundation también apoyará la creación del Coronavirus Pandemic Financial Resilience Resource Center (Centro de Recursos para la Recuperación Financiera a causa de la Pandemia del Coronavirus) para ayudar a que 100 millones de personas con discapacidades y afecciones de salud crónicas en todo el país dispongan de información alternativa y accesible, y asesoramiento financiero, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Apoyar a los empleados que experimentan dificultades

En un esfuerzo por ayudar a los empleados que puedan experimentar sus propias dificultades, Wells Fargo Foundation donará $10 millones a su fondo WE Care Fund, que proporciona recursos a colegas que enfrenten un desastre catastrófico o dificultades económicas como resultado de un evento fuera de su control. Este programa está disponible para las personas afectadas por el coronavirus y está destinado a ayudar a los empleados, especialmente a aquellos con recursos limitados, a recuperarse con las necesidades básicas.

Wells Fargo ha realizado varias mejoras significativas a sus programas de beneficios y de tiempo fuera del trabajo en EE. UU. para brindar apoyo adicional a todos los empleados en EE. UU. durante esta emergencia de salud pública, incluidas mejoras de beneficios específicamente para empleados directamente afectados por el coronavirus por enfermedad o por cierre de escuelas.

Acerca de Wells Fargo

Wells Fargo & Company (NYSE: WFC) es una compañía de servicios financieros diversificados basada en la comunidad con activos de $1.9 billones. La visión de Wells Fargo consiste en satisfacer las necesidades financieras de nuestros clientes y ayudarles a alcanzar el éxito financiero. Fundada en 1852 y con sede en San Francisco, Wells Fargo brinda productos y servicios bancarios, de inversión y de préstamos hipotecarios, así como financiamiento comercial y al consumidor a través de 7,400 sucursales, más de 13,000 cajeros automáticos (ATM), por Internet (wellsfargo.com y wellsfargo.com/es) y la Banca Móvil (Mobile Banking), y tiene oficinas en 32 países y territorios para respaldar a los clientes que realizan operaciones empresariales en la economía global. Con aproximadamente 260,000 miembros del equipo, Wells Fargo presta servicios a uno de cada tres hogares en Estados Unidos. En el año 2019, Wells Fargo & Company ocupó el puesto número 29 en la clasificación de las empresas más grandes de Estados Unidos que elabora la revista Fortune. Las noticias, los conocimientos y las perspectivas de Wells Fargo también están disponibles en los Relatos de Wells Fargo.



Source link